El Aviario de Hacienda Panoaya,
además de ser interesante y deivertido, es una obra de ingeniería monumental.

La cúpula de 40 metros de diámetro y 8 metros de altura alberga a más de 300 aves que
comerán de tu mano.

Al entrar, las guías te darán instrucciones para que aproveches tu visita al máximo.

Toma en cuenta estas indicaciones:

La cantidad de alimento que recibirás es pequeña.
Las aves comen pequeñas cantidades de alimento y queremos que tú
y los demás visitantes tengan la maravillosa experiencia
de darles de comer de la mano.

Dentro del Aviario camina con much cuidado y nunca corras.
Sobre el suelo verás aves y no quieres pisarlas.

No grites. Las aves se estresan con ruidos fuertes
.
Prepara tu cámara antes de entrar para capturar momentos inolvidables.

Al recibir el alimento, cierra tu mano hasta llegar a las ollas de alimentación. Coloca tu mano
sobre la olla y abre tu mano. Las aves llegrán y comerán de tu mano.

Nunca trates de agarrar a una ave. Ellas se acercarán a ti.