Juana Inés, vivió en la Hacienda Panoaya de los 3 a los 8 años de edad (1651 a 1656). Aquí
aprendió a leer, a escondidas, en la bibilioteca de su abuelo quien arrendaba la Hacienda.

En las habitaciones, pasillos y capilla de la Hacienda, con un poco de imaginación, se puede
sentir la presencia de esa niña quien llegaría a ser la mujer más significativa de su época,
Sor Juana Inés de la Cruz.

En el reverso del nuevo billete de 200 pesos, dedicado a Sor Juana, encontrarás la vista del
patio de la Hacienda.

No te puedes perder la visita guiada al Museo de Sor Juana Inés de Cruz. En ella, conocerás,
la gloriosa y conmovedora historia de Juana Inés.